Terapia de Pareja

Psicoclinic es un centro de psicología formado por un grupo de profesionales de distintas áreas de especialidad dentro de la psicología

Quienes somosContacta con nosotros

Terapia de pareja en Alicante

Unidad de psicología clínica de Psicoclinic

Vivir en pareja es una de las experiencias consideradas como más gratificantes, una experiencia anhelada por la mayoría de seres humanos. En los últimos tiempos, el concepto de pareja ha ido evolucionando. Antiguamente la vida en pareja era un medio para procrear y traer vida al mundo, éste era el objetivo principal de la búsqueda del amor. Sin embargo, en la actualidad la vida en pareja es un fin en sí mismo, ya que se entiende cada miembro de la pareja como fuente de felicidad y bienestar. Es por ello, que los roles y las dinámicas han ido transformándose, lo que ha dado lugar a otras problemáticas. Ahora, las parejas buscan compartir tiempo, gustos y aficiones, por lo que supone una mayor dedicación, esfuerzo e implicación conjunta para hacer funcionar la relación. Así, mantener la vida en pareja se convierte en  labor muy compleja, que requiere tiempo y esmero. La falta de tiempo, el trabajo de ambos, la llegada de los hijos, las cargas familiares, los cambios a nivel personal de cada uno y los devenires de la vida a lo largo de los años pueden generar el desgaste de la pareja. Es entonces cuando las parejas entran en un bucle de infelicidad y conflicto, en ocasiones poniéndose a ellos mismos los obstáculos y las barreras emocionales que hacen muy difícil la reconciliación, sin saber cómo hallar la solución. En la actualidad, las tasas de divorcios y rupturas han aumentado con respecto a años anteriores y resultan realmente alarmantes. Un divorcio o una ruptura, supone un alto grado de sufrimiento para muchas personas, afectando a toda la unidad de la familia. Es por ello que la terapia de pareja ha cobrado una gran relevancia, significando una oportunidad al amor y a la felicidad para muchas parejas y familias.

La terapia de pareja es un proceso terapéutico utilizado para solventar los conflictos y problemas de pareja, buscando soluciones y evitando una dolorosa y conflictiva ruptura. El terapeuta supone una figura imparcial, neutra, que media y guía a la pareja para hallar la solución a sus problemas, a la vez que aprenden claves que le ayuden a encontrar la felicidad y reconciliarse.

Mediante la terapia, se establece un espacio abierto para analizar los factores que han influido en el deterioro de la relación, así como los problemas actuales que están manteniendo las disputas conyugales. Se recorre un largo camino hacia la comprensión, la comunicación, al acuerdo y la felicidad, buscando las propias claves y contratos para mantener la unión.

En cuestiones de pareja, es importante conocer que no existen llaves maestras. Cada pareja es única y distinta al resto, por lo que deben buscar sus propias normas y acuerdos que le satisfagan.

La terapia de pareja, además, constituye una oportunidad para fortalecer y hacer progresar la relación. Por lo que, no solo es indicada cuando existe un problema de gravedad, sino también para mejorar y renovar aspectos que se han quedado obsoletos en un relación. Las personas y la vida cambian constantemente y es importante aprender a recolocar la vida en pareja a cada etapa y momento vital.

MOTIVOS PARA ACUDIR A TERAPIA DE PAREJA

Los problemas más frecuentes que atraviesan las parejas son relacionados con los siguientes temas:

  • Las responsabilidades, entendiendo por las mismas: el cuidado del hogar, el cuidado de los hijos, las finanzas… todos estos aspectos generan una necesidad de acuerdo e implicación que no siempre ocurre.
  • La intimidad: el espacio único y exclusivo de la pareja. Los problemas más habituales que atraviesan las parejas en este sentido son con las relaciones con la familia de origen de cada uno de los miembros.
  • El afecto, la sexualidad y la pasión: a lo largo de los años el amor de la pareja se va transformando y cambiando, generando en ocasiones una falta de interés por el otro.
  • La comunicación: incomunicación, dificultad para expresar emociones, deseos y sentimientos, falta de habilidades comunicativas, hostilidad, uso continuo de los reproches, etc.

SOBRE QUÉ O QUIÉN SE PUEDE INTERVENIR

En terapia de pareja existen varios focos sobre los que es posible intervenir. Estos son:

  • Los miembros que conforman la pareja: características personales de cada miembro, personalidad, habilidades y estrategias personales… siempre que sean motivo de conflicto en la pareja y se utilicen a favor de la terapia.
  • Sobre el contexto relacional que han creado: interacciones, dinámicas disfuncionales, hábitos enquistados…
  • Sobre los factores que se han detectado como fuente de la crisis de pareja: incomunicación, falta de demostraciones de afecto, incompatibilidad de intereses, etc.

A lo largo de la terapia el foco de trabajo va cambiando, en base a las prioridades y necesidades de la pareja.

OBJETIVOS DE LA TERAPIA DE PAREJA

La terapia de pareja a groso modo persigue una serie de objetivos generales, como son los siguientes:

  • Reducir o disolver el conflicto o síntoma que conduce a la pareja a la terapia.
  • Redefinir los motivos que han llevado al deterioro de la relación mediante la historia de pareja, creando una visión unitaria y utilitaria de los mismos.
  • Crear un flujo de comunicación sano y funcional.
  • Redefinir el concepto de pareja que posee cada miembro de la misma, así como lo que esperan de la relación.
  • Aprender a escucharse y respetarse, entendiendo y comprendiendo los sentimientos y emociones del otro.
  • Reducir la tensión y nivel de hostilidad en los intercambios personales.
  • Aprender a cuidar y alimentar la relación de pareja.
  • Favorecer un sentido de responsabilidad en la búsqueda de soluciones, actuando activamente en ella.
  • Buscar de manera conjunta las soluciones más adecuadas para la relación.
  • Pactar las propias normas y contratos conyugales, con los cuales ambos miembros se sientan cómodos y satisfechos.
  • Aprender habilidades y herramientas que sirvan para encontrar la solución a los problemas actuales y futuros.
  • Favorecer un cambio sustancial en las dinámicas de pareja, convirtiéndolas en adaptativas y sanas.
  • Mejorar la calidad de las interacciones conyugales, buscando puntos y actividades en común que contribuyan a la felicidad y sentido de unidad.
  • Recuperar los recursos personales de cada miembro útiles para el funcionamiento de la pareja.
  • Favorecer un intercambio de conductas positivas que ayuden a reanimar el amor.
  • Aprender a cuidar y nutrir el vínculo.

¿CÓMO SE TRABAJA EN TERAPIA DE PAREJA?

La terapia de pareja se desarrolla como su nombre indica, en pareja. Esta idea resulta esencial para comprender el proceso y significado de la terapia. Todos los aspectos tratados en la terapia son de libre conocimiento para ambos miembros, puesto que no hay asuntos de carácter únicamente personal. Las sesiones se desarrollan con ambos miembros de la pareja, que acuden a consulta con una misma motivación y de mutuo acuerdo.

Cuando una pareja acude a la terapia el primer paso es dedicar un espacio para que cada uno pueda expresar su parte de la historia, con el objetivo establecer una explicación funcional y consensuada del problema que sirva como punto de partida para la comprensión y mejora de la relación. A partir de ahí, se definen los objetivos específicos que guiarán el curso de toda la terapia.

Durante las sesiones la pareja va conociéndose y aprendiendo las estrategias y herramientas necesarias para el adecuado funcionamiento y progreso de la relación.

El fundamento de una terapia de pareja es el cambio, y de manera necesaria es fundamental que éste sea estable y generalizable a todos los contextos. Por ello, resulta imprescindible realizar entre las sesiones una serie de ejercicios para poner en práctica todos los conceptos trabajados en consulta. El cambio surge como resultado de un proceso de aprendizaje y conocimiento, por lo que el trabajo fuera de consulta es primordial.

Es importante mencionar que, en ocasiones, a lo largo de la terapia se aprecian problemas psicológicos individuales, que generan la necesidad de  acompañar la terapia de pareja con terapia psicológica individual con el fin de solventar aquellos aspectos personales que están interfiriendo negativamente en la relación conyugal y en el progreso de la terapia.

TÉCNICAS QUE SE UTILIZAN EN LA TERAPIA DE PAREJA

Existen varias técnicas básicas y generales que rigen prácticamente todas las terapias de pareja, como son las siguientes:

  • Técnicas de comunicación

La comunicación es un pilar fundamental en la vida conyugal y resulta una herramienta muy poderosa para conseguir una relación saludable y gratificante. Es por ello, que parte de la terapia se invierte en potenciar y aprender habilidades comunicativas tanto de expresión como de escucha.

  • Técnicas de solución de conflictos

A lo largo de los años en la pareja se originan conflictos de gravedades e intensidades muy distintas y resulta esencial desarrollar habilidades que permitan a la pareja afrontar y solucionar sus problemas de manera asertiva y respetuosa.

  • Técnicas de negociación

Una pareja, es una unidad compuesta por dos miembros y como tal es importante que aprendan a dirigir sus acciones en una misma orientación. Sin embargo, en ocasiones para ello es necesario negociar y llegar a acuerdos que ayuden a la convivencia y bienestar de la pareja.

  • Técnicas de cuidado de la relación

Una pareja se sustenta principalmente de amor y afecto, por lo que es importante aprender a dedicar tiempo a nutrir y cuidar el vínculo amoroso.

Andreína Pereda

Psicóloga Col. Núm. 12662

La terapia de pareja constituye una oportunidad para fortalecer y hacer progresar la relación

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies